Pdvsa, canje bonos, préstamo Rosneft, AN y Ley Organica Administracion Financiera del Sector Publica

Canje de bonos y préstamo de Rosneft, ambos esquemas financieros utilizan un activo de PDVSA para cubrir una garantía que cubra ciertos riesgos de impago de PDVSA, en el primer caso, el rescate de los bonos al portador, y el segundo la eventualidad de un default. Recordemos algunas cosas algo más específicas, como por ejemplo la cláusula crossboprder que homologa todos los pasivos de PDVSA frente a la probabilidad de default y que está presente en todo contrato firmado por PDVSA que tipifique la presencia de un pasivo, financiero o no financiero.

  1. El Dr. xxxxxxxxxx  yerra en el informe en lo que respecta a la violación de la Ley Orgánica de Administración Financiera del Sector Público en su Capítulo IV, confunde el canje como una operación de “crédito público” tal cual como lo pone ley citada. El canje de deuda de PDVSA con CITGO como garantía, no se encuentra bajo el poder legal que registra operaciones de “crecido público”. En adelante incorporo la deuda de PDVSA contraída con Rosneft y sus potenciales implicaciones en relación a la “necesidad” de PDVSA de estar obligada a ir a la AN y permisar las obligaciones que tengan un activó de su propiedad como colateral, subyacente o garantía, o fianza.
  2. Ese es un yerro muy común de abogados que tienden a confundir crédito público y deuda pública -conceptos ambos que se refieren exclusivamente a las obligaciones financieras dirigidas a afectar la ecuación de ingresos/egresos de la Republica que se establecen por via presupuestaria, la única manera, por cierto. Por ejemplo deuda pública nacional es deuda que se adquiere/captura bajo el marco de la Ley del Presupuesto apareada con la ley Administración Financiera del Sector Público y es votada por el poder Legislativo en la oportunidad que se aprueba la Ley Anual del  Presupuesto.
  3.  Así,  y para hacerlo más específico, definamos que el “crédito público” comprende  aquellas transacciones destinadas a afectar los ingresos ordinarios y extraordinarios del Gobierno; es decir, de la Republica, la autoridad que firma títulos de deuda, sea esta denominada en moneda nacional o valuta universal -$,€,£,Y- por una razón elemental, los ingresos de la Republica que provienen de operaciones de crédito publico, mencionados arriba están regidos por la Ley Presupuesto.
  4. Esta  Ley no se puede violentar bajo ninguna circunstancia, su diseño podría reformarse en el Poder Legislativo, y solo cuando se afecten -hacia arriba o abajo- los ingresos fiscales  por cualquier naturaleza ordinaria (impuestos, regalías, y dividendos) o extraordinaria (endeudamiento), lo que no es el caso del canje de PDVSA, una empresa estatal cuya actividad financiera no pertenece al ámbito del “crédito público”. Como el canje de deuda de PDVSA no pertenece al dominio del crédito publico sus instrumentos de endeudamiento no llevan la firma de la Republica sino de PDVSA (sociedad anónima) razón por la cual las leyes de hidrocarburos creadas en la nueva constitución de 1999 no afectaron la denominación de PDVSA como sociedad anónima, los ñangaras se dieron cuenta y remendaron, antes de aprobar la LO Hidrocarburos.
  5. Por lo tanto el canje y sus repercusiones solo afecta a PDVSA sociedad anónima. En el texto de Chaffardet, el mismo comete el mismo error varias veces, y me queda la impresión que él se pudo haber dado  cuenta o mejor dicho -debió haberse dado-  pero no retornó a remediar su informe, cuando menciona y copio de su informe, prevaleciendo la confusión respecto del concepto de “crédito público”, y es lo que supongo debió haber ocurrido cuando el redacta y copio de su informe: “ esos nuevos bonos que no es otra cosa que una forma de refinanciamiento o restructuración de una deuda pública existente.”
  6. Esa afirmación no es cierta, porque esos bonos no son una forma de refinanciamiento o reestructuración de una DEUDA PUBLICA vigente, porque deuda pública es exclusivamente de firma de la Republica, y si se puede leer un documento de deuda nacional o denominada en dólares de la Republica que en su encabezamiento dice Deuda Publica República de Venezuela y PDVSA no es República de VENEZUELA y no obliga a la Republica, se obliga así mismo!!. Como atenuante puedo expresar que el error es muy común entre abogados y muchas veces discusiones  los he presenciado.
  7. La técnica jurídica antes de consignar una opinión legal, debe primeramente comprender el concepto económico y en casos como este, fiscales, como lo es “crédito publico” que atañe exclusivamente a la Republica, el fisco, el gobierno, que se financia con el Presupuesto el cuales convertido en Ley hasta que al no se acaben los reales presupuestarios, y no a empresas pública, o del Estado, como PDVSA. La confusión, repito, viene en la interpretación del termino Deuda Publica (Nacional) que es su sobrentendido, que implica únicamente a obligaciones financieras (deuda y pagos) al gobierno, es decir a la Republica y no deuda de corporaciones o empresas o entes estatales.
  8. Sin embargo, de su informe podría pueda ser cierto que la colocación/reestructuración de deuda de PDVSA, – el canje mencionado-  pudo haber quebrado a Ley de Bienes Públicos, no estoy muy seguro, pero creo debe discutirse. Bajo el régimen constitucional pasado y sus leyes fiscales y de endeudamiento y Presupuestarias la Comisión del Área, Finanzas por ejemplo podría visar algunos arreglos del gobierno central -la Republica- pero en un marco comprendido que la Comisión de Finanzas es un acuerdo político que le da rango decisorio y transitorio, hasta las fronteras del Presupuesto.
  9. Y en el caso del canje de bonos, en el régimen constitucional anterior, la enajenación de bienes de PDVSA debía visarla eventualmente la Comisión de Energia, aunque confieso que quizás no haya sido violada la Ley de Bienes Públicos. Si Chaffardet se hubiera asesorado de un economista normal, este le hubiera advertido el dominio financiero del concepto crédito público y que es lo que en realidad afecta.
  10. El yerro es muy común. Aprovecho para comunicarle a mis amigos petroleros, algunos aspectos de la Ley Hidrocarburos y otras leyes del ramo en conjunto con la Constitución chavista, un bodrio reglamentario que parece más un reglamento lleno de artículos que parecen más bien leyes, que se corresponden con la manía venezolana centralistas del cual Chávez fue excelso representante.
  11. La legislación y normas petroleras de la Constitución vigente, son muy diferentes en letra y espíritu de la legislación pasada bajo dominio de la Constitución 1961. Pero al hacerlo pensando que el tratamiento es similar en ambas constituciones caeríamos en comunes errores a la hora de tipificar los mecanismos -todos fiscales de captura de renta que extienden y definen no difusamente los derechos de propiedad sobre el ingreso que genera el activo.
  12. Confieso que la legislación no es ortodoxa, pero el gobierno quería establecer en cabeza del Presidente de la Republica -H Chavez-  el control directo sobre todo el ingreso petrolero por balanza de pagos en ambas monedas, Bs y $ y este compuesto es de vital importancia para comprender tanto la distribución como redistribución de tanto el ingreso como la renta. Recordemos que redistribución es la asignación de recursos financieros downstream de la renta del petroleo.
  13. Un último aparte con el principio de subsidiariedad el cual deberían enseñárselos tanto s políticos como a los militares, se trata de un principio recuperado de San Agustin y otros curas en el s XI/XII que ya enfrentaban el centralismo financiero de la Roma Apostólica y que advirtieron de la aparición de sistema económico mercantil que reclamaba descentralización de poder y etc., me refiero al principio de subsidiariedad.
  14. En mi página web hay un largo documento sobre ese sano principio que debemos aprenderlo particularmente quienes defienden la constitución. Venezuela necesita otra constitución mucho más sencillita que no tenga más de dos docenas de artículos, que quepa en una servilleta, ya la leyes se encargaran del proceso de “enhancement”. u del comportamiento fiscal de las diferentes formas de gobierno, incluido desde luego de la facultad de endeudamiento al cual hay que anclar a un crecimiento que este sujeto al ingreso fiscal que elimine el endeudamiento como en los últimos 20 años dado el carácter empobrecedor que tienen déficits fiscales no sustentables, la deuda se corresponde con un mecanismo secular de no equilibrar el presupuesto a los ingresos naturales.

Alexander Guerrero E

Economista, PhD (London)

 

Advertisements

Published by

alexguerreroe

Alexander Guerrero E Economista.PhD (London) Economía y Finanzas Www.alexandguerrero.com @AlexGuerreroE

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s